Marcha por Silvia Suppo ¡Esclarecimiento y Justicia!

viernes, 13 de noviembre de 2009

Comunicado de la Unidad Anti-represiva por los Derechos Humanos

La amenaza de los genocidas no detendrán nuestra lucha

En nuestro comunicado del día 6/11, en el que dábamos cuenta de la detención del represor Carlos Sfulcini (Alias "Carlitos" y "Carlos Bianchi"), decíamos:

/"...a pesar de que el 30 de octubre la Cámara Federal de Rosario ordenara su prisión por Homicidio, y habiendo decretado el juez de primera instancia su "inmediata detención" el día 2 del corriente, diligencia para la cual designa a Gendarmería Nacional, ésta convirtió la orden librada en una "constatación de domicilio", a partir de lo cual no hizo absolutamente nada./

/Una dilación como la que hubo, no sólo contribuye a la posibilidad siempre presente de una fuga ... sino que contribuye al estado de amenaza a los querellantes, abogados, víctimas y testigos que se pretende conjurar con declamaciones de las autoridades de todo pelaje. Y en este caso, es más grave aún porque la querellante ha sufrido -y denunciado judicialmente- amenazas telefónicas y nada menos que un asalto a su casa de inexplicable factura."/

En consecuencia, el día 9/11, *la querellante, Alicia Bernal, patrocinada por su abogada, Mariela Messiez, * presentó una denuncia contra los gendarmes , y todo aquel que favoreciera al represor Carlos Sfulcini demorando su detención y en el escrito presentado se insistió:

/"se produjo la detención, con un retraso que implica incumplimiento por lo menos de cuatro días; días en los que señalo, se han pulverizado los principios de los arts. 79 y 80 del CPPN y todas las prevenciones fundantes de innumerables disposiciones de todo orden y jurisdicciones que establecen la llamada "protección de víctimas, querellantes, testigos, funcionarios intervinientes" etc., que son parte declamada de las signadas como "política de Derechos Humanos" de las autoridades tanto Nacionales como Provinciales.../

/ ...ha perpetrado la Gendarmería Nacional en provecho de un genocida,... una repulsa sugestiva de los principios que informan la necesaria garantía a las personas que luchamos contra la impunidad que ya hace demasiado tiempo se mantiene para con los genocidas. Y esto por obra y arte de una fuerza supuestamente de "seguridad" nacional."./

El día 10 de noviembre, por decirlo de alguna forma, /estando fresca aún la tinta de este escrito/, se conoce la denuncia por las amenazas telefónicas a Nelson Suárez, un militante del Partido Comunista, que expresa: /"... ante la detención del represor Oscar Sfulcini señalado como uno de los cuatro asesinos que secuestraron y desaparecieron al dirigente comunista, Tito Messiez el 22 de agosto de 1977, se tuvo en cuenta que Suárez militaba junto a Messiez en la misma área y que había que vincularlo también como una señal de las amenazas por venir en el futuro."./

*Es notable hasta dónde pueden llegar en su perversidad los represores*. Representan un peligro actual valiéndose seguramente de un cúmulo de datos que han acopiado hace décadas y usan arteramente en una demostración de criminalidad que no tiene fecha de vencimiento. Es necesario recalcarlo y explicarlo debidamente, porque Nelson Suárez no ha sido siquiera mencionado en la causa que ya acumula 6 cuerpos y que con sus anexos y agregados llega aproximadamente a las 1200 fojas. Sin embargo, a pesar de no ser testigo, ni querellante ni siquiera nombrado en la investigación, de no haber comparecido nunca en el expediente, ni haber sido citado ni mencionado siquiera por otros testigos, encontrándose totalmente ajeno al desarrollo del proceso y las gestiones realizadas durante más de 30 años, parece haber sido tomado como un
objetivo de las acciones contra la impunidad que lleva a cabo la querella de la compañera Alicia Bernal con el patrocinio de la Dra. Mariela Messiez. Sin embargo están operando contra él.

Es deber de nuestro Organismo advertir sobre estos extremos de quienes creen que con ataques de este tipo frenarán la lucha contra la impunidad, tener presente que compartimos que a un hecho como este hay que "/vincularlo también como una señal de las amenazas por venir en el futuro" /tal como se dice en la gacetilla que denuncia las amenazas y alertar a los compañeros sobre la evidencia de que este hecho apunta en última instancia a la compañera querellante, su abogada, a los militantes del Organismo al cual pertenecen y a quienes son solidarios en el enorme trabajo por conseguir Cárcel a todos los Genocidas y para el caso en particular, a los que desaparecieron a Tito Messiez.

Nuestra solidaridad con quién ha sido amenazado, nuestro compromiso de no retroceder jamás y continuar con nuestra actividad cotidiana, que ha incluido nuevamente en el día de la fecha, el pedido de detención de los asesinos Pascual Guerrieri, Juan Daniel Amelong, Jorge Fariña, Héctor Marino Gonzalez y Mario Vera, todos integrantes de la cadena de mandos de la Calamita.

Articulos Relacionado:
- FUE DETENIDO EL GENOCIDA CARLOS SFULCINI
<http://uadh.org//index.php?option=com_content&task=view&id=338&Itemid=1>
- DENUNCIA A GENDARMERIA (texto completo)
<http://uadh.org//index.php?option=com_content&task=view&id=339&Itemid=41>

NO OLVIDAMOS - NO PERDONAMOS - NO NOS RECONCILIAMOS

UNIDAD ANTIRREPRESIVA POR LOS DERECHOS HUMANOS
http://uadh.org - info@uadh.org <mailto:info@uadh.org>


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada