Marcha por Silvia Suppo ¡Esclarecimiento y Justicia!

martes, 28 de febrero de 2012

Detuvieron represor Rodolfo Isach, en un chalet junto al mar

En Ostende, el represor Rodolfo Daniel Isach, en una playa junto al mar

El procedimiento se realizó el último fin de semana, cuando después de cuatro años de estar prófugo, Isach pudo ser detenido y trasladado a Rosario para ser indagado por el juez federal Bailaque. Está acusado de crímenes en centros clandestinos.

Por José Maggi

El represor Rodolfo Daniel Isach, ex comisario de la policía provincial y ex Personal Civil de Inteligencia del Ejército (PCI) fue capturado en Ostende, un pueblo de la costa atlántica tras ser allanado su domicilio. El hecho ocurrió el último fin de semana, cuando después de cuatro años de estar prófugo, Isach pudo ser detenido y trasladado a Rosario para ser indagado por el juez federal Marcelo Bailaque, con la presencia de la fiscal federal Mabel Colalongo. Isach se negó a declarar y su defensor oficial Osvaldo Gandolfo hizo una presentación por escrito.

Isach solo reconoció que en su paso por la policía santafesina fue destinado a la Brigada de Explosivos, entre otros destinos a San Lorenzo, donde llegó incluso ya en democracia a ser el jefe de la Unidad Regional 17. El detenido fue alojado en el penal policial de la Jefatura, en avenida Francia al 5000, a la espera de ser trasladado al penal de Marcos Paz.

El hermano de Rodolfo Isach, Carlos, continúa prófugo en el marco de la causa Guerrieri, cuyo juicio oral ya condenó a prisión perpetua a Oscar Guerrieri, Jorge Fariña, Daniel Amelong, y a los civiles Walter Pagano y Eduardo Costanzo por los crímenes ocurridos en los centros clandestinos de detención Quinta de Funes, La Calamita, La Intermedia, Escuela Magnasco y Ex Fábrica Militar de Armas Domingo Matheu.

Este diario había publicado las fotos de la propiedad de Ostende, ubicada en calle Irigoyen 98, el domingo 17 de agosto de 2008, bajo el título "Escondite en la playa", luego que "Tucu" Costanzo entregara la filmación de esa propiedad como prueba en el expediente donde se ordenara la captura de los hermanos Isach.

Justamente Costanzo lo había señalado en su declaración ante la justicia federal, como uno de los partícipes de la matanza en La Intermedia, la casa quinta de la familia Amelong donde habían sido llevados los detenidos de la Quinta de Funes. "Los hicieron salir uno por uno, hacia otra construcción más precaria, la de los caseros y allí los fue matando Rodolfo Isach, de dos disparos, con una ametralladora. Después los pusieron en la galería, antes les habían tapado los agujeros de las balas, les decían que era por los aviones. Y los envolvieron en frazadas", declaró Costanzo en la recorrida hecha el 24 de noviembre de 2009.

El represor detenido era buscado junto a otros 26, entre ellos los ex oficiales de la Policía de Santa Fe César Heriberto Peralta y Antonio Tuttolomundo, acusados de delitos de privación ilegítima de la libertad, violencia, amenazas, torturas y homicidio en el caso de Conrado Galdame, ocurrido en diciembre de 1978, y que formó parte del llamado Juicio a las Juntas.

El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación -a través de la Unidad Especial para la Búsqueda de Personas Ordenada por la Justicia- había ofrecido el año pasado una recompensa de 100 mil pesos para quien aporte datos ciertos que permitiera ubicar a estos sospechosos, en el marco de causas que tramita el Juzgado Federal de Bailaque.

Isach fue capturado en Ostende, en el mismo lugar al que fue a vivir tras retirarse de la Policía provincial en 2000. Si bien en todo este tiempo lo habían ido a buscar nunca había sido hallado en su casa de Yrigoyen 98.

Isach de 65 años, ingresó a la Policía a principios de los 70, y se incorporó a los grupos de tareas que operaron en Rosario y el sur de Santa Fe antes y durante la dictadura. Al regreso de la democracia se mantuvo dentro de las filas policiales e incluso ascendió posiciones sin ser molestado. Sin embargo su nombre ya había sido mencionado por sobrevivientes de centros clandestinos de detención.

De hecho, en el marco de la causa Guerrieri por la que estaba prófugo está acusado de delitos muy graves, todos de lesa humanidad, al igual que el resto de los ex policías y militares que fueron condenados en la causa Quinta de Funes y que recibieron condenas a cadena perpetua.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada