Marcha por Silvia Suppo ¡Esclarecimiento y Justicia!

viernes, 9 de marzo de 2012

La mujer que vio al mellizo de Negro

Raque Negro
Ex celadora de la policia de menores de Rosario
Por Juan Cruz Varela
Desde Paraná

Norma Ramos -ex celadora de la Policía de Menores de Rosario- prestó declaración indagatoria en la causa que se tramita en el Juzgado Federal de esta ciudad por el secuestro y sustitución de identidad del mellizo varón de Raquel Negro y Tulio Valenzuela. La mujer quedó en libertad, pero sigue vinculada con la investigación.

De piel morena y pelo teñido de cobrizo y recogido con una media cola; con el gesto adusto y el rostro preocupado, ingresó Ramos al edificio de los tribunales federales de Paraná. Con ella iban dos muchachos jóvenes. En el primer piso la esperaba el juez Gustavo Zonis, que tiene a su cargo la investigación por robo de bebés.

Ramos declaró durante una hora como imputada por los delitos de sustracción de menores y sustitución de identidad en la causa denominada "NN Facundo", en la que se investiga el destino que se dio al mellizo varón de Raquel Negro y Tulio Valenzuela, nacido en el Hospital Militar de Paraná en marzo de 1978.

La mujer era una celadora de la Policía de Menores de Rosario y su nombre fue mencionado por el militante peronista Oscar Kopaitich, quien en una entrevista con Rosario/12 la señaló como quien entregó el mellizo al ex agente de inteligencia del Ejército Paúl Alberto Navone, quien se suicidó en 2008, el día que tenía que presentarse a declarar como imputado en la causa principal por robo de bebés.

En su declaración, Ramos negó cualquier vinculación con los hechos que se le imputan y dijo no conocer ni a los integrantes de la patota del Destacamento 121 de Inteligencia de Rosario condenados por la sustracción y sustitución de identidad de Sabrina Gullino ni al ex agente de inteligencia Navone. Sin embargo, la celadora abrió nuevas puntas que el juez Zonis pretende seguir investigando antes de resolver su situación procesal y, por ese motivo, no dispuso su detención.

La abogada de Abuelas de Plaza de Mayo, Ana Oberlin, presentó un informe en el que dejaba abierta la posibilidad de que Ramos estuviera involucrada en apropiaciones ilegales. Inclusive, de su legajo personal surgió que tenía un hijo nacido en febrero de 1978. La propia Ramos accedió, sobre el final de la indagatoria, a realizarse extracciones de sangre, tanto ella como su hijo, que no se le apartó desde su arribo a los tribunales. El juez Zonis accedió, aunque le aclaró que la imputación no era porque ella se hubiera apropiado de un menor, sino por haber tenido contacto directo con el mellizo. El estudio se realizó en un laboratorio y se estima que los resultados podrían demorar una semana

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada