Marcha por Silvia Suppo ¡Esclarecimiento y Justicia!

jueves, 29 de marzo de 2012

A dos años del asesinato de Silvia Suppo

"Queremos Justicia, saber la verdad"

Esa fue la consigna que se cantó en la marcha de anoche en la ciudad donde mataron de nueve puñaladas a Suppo, testigo clave en el juicio a los represores santafesinos. El Espacio Verdad y Justicia denunció las irregularidades judiciales.

Desde Rafaela

Encabezado por Madres de la Plaza de Mayo de la ciudad de Santa Fe, el acto para pedir el esclarecimiento del asesinato político de Silvia Suppo, convocó anoche a centenares de personas, a dos años de las nueve puñaladas certeras que recibió la testigo clave de la causa Brusa en la mañana del 29 de marzo de 2010, en un comercio de una calle céntrica de Rafaela. Los hijos de Silvia, Andrés y Marina Destéfani, encabezaron la marcha junto a amigas, la integrante de la Asociación de Ex Detenidos y Desaparecidos Políticos, Nilda Eloy, así como Hijos y la Casa de Derechos Humanos de Santa Fe. El Espacio Verdad y Justicia por Silvia Suppo elaboró un documento en el que denunciaron las "sospechosas casualidades que se sucedieron" en la investigación. Distintos manifestantes lo leyeron anoche, en la plaza 25 de mayo de la ciudad, después de marchar por el bulevar Santa Fe ida y vuelta desde esa plaza hasta la Jefatura de Policía, donde Silvia estuvo secuestrada en la noche del 24 de mayo de 1977, antes de ser llevada al centro clandestino de detención La Casita en Santa Fe, para ser torturada y violada. Que Silvia haya sido una de las pocas sobrevivientes que pudo verles la cara a los represores santafesinos de la primera causa por delitos de lesa humanidad que se desarrolló en la provincia, es un dato que subrayaron varios manifestantes de la compacta cuadra de marcha.

"Queremos Justicia por Silvia, queremos saber la verdad. Rodríguez ponete las pilas no esperamos más", cantaron los manifestantes durante la marcha, con el ritmo de Vasos vacíos, de Los Cadillacs. La apelación es al juez federal santafesino Reynaldo Rodríguez, que sobreseyó a los dos acusados por un testigo de identidad reservada de haber sido los verdaderos autores materiales del asesinato, instigado desde el pabellón de lesa humanidad de la cárcel de Las Flores.

El miércoles 21 de marzo los abogados de los hijos de Silvia, Lucila Puyol y Guillermo Munné, junto a la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, se presentaron ante la Cámara de Apelaciones de Rosario para apelar el sobreseimiento, argumentar que el juez Rodríguez nunca desarrolló la investigación seria que le ordenaron tribunales superiores como la propia Corte Suprema de Justicia de la Nación. "Tuvimos la audiencia en la Cámara, que ahora tiene la decisión en sus manos. El juez nunca hizo lugar a las medidas de investigación que pedimos, pero esperamos que la fiscalía nos acompañe", expresó Puyol.

En el acto, Munné planteó que el asesinato tuvo "como objetivo acallar a una militante como Silvia Suppo, una referente de la memoria de Rafaela". Pidió que "se designen en la causa a la Policía Aeroportuaria y al espacio Verdad y Justicia para investigar sin los vicios de fuerzas criminalizadas como las policías provincial y federal".

Marina subrayó que "fue evidente la decisión del juez Rodríguez de sacarse la causa de encima". Al final de la lectura del documento, fue la encargada de nombrar a los 18 desaparecidos de Rafaela, al grito de "presentes".

El espacio Verdad y Justicia afirmó que "a pesar de las evidentes irregularidades en el accionar policial que venimos denunciando públicamente y en el departamento de Asuntos Internos de la Policía de Santa Fe ningún funcionario policial fue citado a declarar ni apercibido".

La enumeración de "sospechosas casualidades" incluye "el grado de ensañamiento que no se corresponde con un homicidio en ocasión de robo". También subrayaron que "los autoimplicados declaran que luego de atacarla, la arrastran por más de 12 metros. Es dudoso que no haya huellas, ni desorden, ni rastros de sangre en dicho trayecto". La larga lista de irregularidades incluye que "el accionar de la policía fue desprolijo, ineficaz y dudoso: realizó el peritaje en el lugar del crimen en ausencia de la Fiscal y sin proteger la escena, no encontró huellas, no dio con testigos que reconocieran a los imputados, y citó ilegalmente a declarar en la comisaría a uno de los remiseros cuando debía hacerlo frente al juez. A lo que se suma que no se encontraron rastros de sangre en los cuchillos ni en la ropa de los imputados. Por otro lado, la policía no entregó a la justicia el video de las filmaciones que la concesionaria de la terminal de ómnibus le entregó a pocas horas de la salida de la ciudad de los supuestos autores".

Otro punto de la investigación es que "todavía falta ubicar a un remisero, el que los acusados dicen haber llamado luego de cometer el hecho". Con esta enumeración, el Espacio subraya su certeza sobre el carácter político del asesinato. "No tenemos ninguna duda de que Silvia fue asesinada por su carácter de testigo clave en las causas", expresó Eloy, compañera y querellante de la causa por la desaparición de Jorge Julio López, que llegó desde La Plata para acompañar la manifestación.

Casi al final, se leyó la adhesión del diputado nacional por el Frente para la Victoria, Agustín Rossi, quien recordó el compromiso de la presidenta Cristina Fernández con el esclarecimiento del crimen.

La Murga La Memoriosa, con Olga Moyano y Amparo Palombo a la cabeza, anticipó el final con Fuiste, un tema que hicieron especialmente para Luis Patti. "Fuiste patota, fuiste apropiador, fuiste asesino, fuiste violador, todo eso fuiste, pero perdiste". "Brusa, fuiste", gritó Moyano en el final en referencia al ex juez federal santafesino y despertó los aplausos. La Murga Estación Esperanza, en cambio, hizo su tema dedicado a Silvia. "Que no se cansen mis compas, que no se cansen de luchar. Es Silvia quien va adelante, marcando el camino, va".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada