Marcha por Silvia Suppo ¡Esclarecimiento y Justicia!

lunes, 19 de marzo de 2012

Causa Harguindeguy: Díaz Bessone quiere eludir el juicio

La defensa del represor pidió que se suspenda el proceso en su contra alegando problemas de salud. La Fiscalía y la defensa se opusieron. La primera audiencia está prevista para el miércoles.

Díaz Bessone es uno de los nueve imputados en la causa Harguindeguy. Díaz Bessone es uno de los nueve imputados en la causa Harguindeguy.

A pocas horas del inicio del juicio oral y público por la causa Harguindeguy, la defensa del represor Ramón Genaro Díaz Bessone solicitó que se le suspenda el proceso penal en su contra, por una alegada imposibilidad de ser sometido a proceso fundada en supuestos motivos de salud. Tanto la Fiscalía como la querella se opusieron al pedido y el Tribunal Oral resolverá este martes.

El abogado de Díaz Bessone, Eligio González, realizó el planteo en base al artículo 77 del Código Procesal Penal, que establece que “si durante el proceso sobreviniere la incapacidad mental del imputado, el tribunal suspenderá la tramitación de la causa”. No obstante, también se podría decidir que asista al debate mediante el sistema de videoconferencia.

El Tribunal Oral corrió vista por tres horas al Ministerio Público Fiscal y a los querellantes. Los fiscales Mario Silva y José Ignacio Candioti contestaron oponiéndose al planteo, y argumentando que el Tribunal Federal Nº 2 de Rosario decidió el 5 de marzo que el procesado podía seguir participando de las audiencias de la causa Feced, por delitos de lesa humanidad.

Para tomar esa resolución, el TOF rosarino interrogó a los peritos del Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema de Justicia sobre la capacidad de comprensión de quien era el principal imputado de aquella megacausa, cuya sentencia se conocerá el 26 de marzo. Los peritos terminaron reconociendo que estaba en condiciones de continuar en el proceso. Pese a eso, Eligio González –que representó también al represor Juan Carlos Trimarco– presentó el mismo planteo en Paraná.

El abogado querellante Rubén Pagliotto adhirió al dictamen de Fiscalía. “Coincido con ambos fiscales en cuanto a que no hay motivos para suspender el juicio porque la falta de aptitud para comprender la criminalidad de los actos no se presume, sino hay que probarla”, dijo ante la consulta de UNO.

 “En rigor, ya el Tribunal Oral Federal Nº 2 de Rosario, reunidos los antecedentes médicos y escuchados los peritos, entre ellos el prestigioso médico Esteban Toro Martínez, dictó una resolución por la cual resolvió que Díaz Bessone estaba en condiciones de seguir adelante con el juicio”, indicó Pagliotto. Además aclaró que, de ser necesario, no se opone a que siga el debate por videoconferencia.

El juicio

El juicio oral y público conocido como causa Harguindeguy comienza el miércoles a las 10 en la sala de audiencias de la Cámara Federal de Apelaciones de Paraná (25 de Mayo 256). El Tribunal estará integrado por Lilia Carnero (presidenta), Roberto López Arango y Noemí Berros. Se juzgarán los delitos investigados en tres causas que fueron acumuladas: los delitos cometidos en Concordia (causa Diaz Bessone), los cometidos en Concepción del Uruguay (Causa Harguindeguy) y en Gualeguaychú (Causa Valentino). Salvo Díaz Bessone, ninguno de los imputados posee condena hasta el momento. Inclusive, uno de ellos, Santiago Kelly del Moral, está excarcelado.

Concordia

Son victimas de los hechos de Concordia: Sixto Francisco Salazar, desaparecido el 26 de mayo de 1976; Julio Alberto Solaga, desaparecido el 22 de noviembre de 1976, y Juan José Durantini detenido entre el 24 de marzo y el 23 de noviembre de 1976 en el Regimiento de Caballería de Tanques 6 Blandengues de Concordia y luego trasladado a distintas unidades penales.

Esta causa cuenta con aproximadamente 60 testigos, entre los que se encuentran víctimas y familiares directas del Terrorismo de Estado. Tanto Zalasar como Solaga continúan desaparecidos y es anhelo de familiares y Organismos de Derechos Humanos, conocer su derrotero, indicaron desde la Comisión Provincial por la Memoria.
El Centro Clandestino de Detención y Tortura (CCDyT) funcionó esencialmente en el Regimiento de Caballería de Tanques 6 Blandengues de Concordia, a cargo del entonces Teniente Coronel Naldo Miguel Dasso.
 
Los Imputados son:

Albano Eduardo Harguindeguy; retirado como General de División del Ejército Argentino; fue ministro del Interior de la República Argentina desde el 27 de abril de 1976 y hasta el 4 de diciembre de 1980. Actualmente se encuentra bajo arresto domiciliario. Se lo acusa de ser coautor mediato de los delitos de privación ilegitima de la libertad y desaparición forzada de Solaga y Salazar y privación ilegítima de la libertad de Durantini, todos delitos de lesa humanidad.

Ramón Genaro Díaz Bessone: retirado con el grado de General de División del Ejército Argentino, fue Comandante del Segundo Cuerpo de Ejército con asiento en Rosario, entre el 3 de setiembre de 1975 y el 29 de diciembre de 1976 y como tal fue Jefe de la Zona de Defensa 2 que abarcaba las provincias de Formosa, Chaco, Santa Fe, Misiones, Corrientes y Entre Ríos. Luego fue designado Ministro de Planeamiento. Actualmente se encuentra con arresto domiciliario. Se lo acusa de ser coautor mediato de los delitos de privación ilegitima de la libertad y desaparición forzada de Salasar y privación ilegítima de la libertad de Durantini, ambos delitos de lesa humanidad.

Naldo Miguel Dasso: teniente coronel durante 1976, fue Jefe del Regimiento de Caballería de Tanques 6 Blandengues con asiento en Concordia en el período 1975 y 1976; y Jefe del Área de defensa 225. Actualmente con arresto domiciliario. Se lo acusa de ser integrante de una asociación ilícita y por ser coautor mediato de los delitos de privación ilegitima de la libertad y desaparición forzada de Solaga y Salazar y privación ilegítima de la libertad de Juan José Durantini, todos delitos de lesa humanidad.

Concepción del Uruguay

Son víctimas de los hechos que se investigan en Concepción del Uruguay: Cesar Manuel Román, Juan Carlos “Cacu” Romero, Víctor Alberto Baldunciel, Juan Carlos “Changui” Rodríguez, Roque Edmundo “Pepa” Minatta, Hugo Mario Maffei (fallecido) y José Pedro Peluffo, todos estudiantes secundarios y militantes de la Unión de Estudiantes Secundarios (UES), detenidos y llevados a la Delegación de la Policía Federal de Concepción del Uruguay. Además, Carlos Atilio Martínez Paiva, Carlos Horacio Valente (fallecido) y Juan Domingo Santamaría eran militantes de la Juventud Peronista y también fueron llevados a la misma delegación. Jorge Orlando Felguer y Hugo Emilio Angerosa fueron secuestrados por el Ejército en Gualeguaychú y llevados a la Delegación de la Policía Federal de Concepción del Uruguay. Cesar Rubén Arrigo, Carlos María Urquiza, Héctor Raúl Respaud, Carlos Julián Cáceres, Jorge Guillermo Aldaz, Juan Eduardo Casaretto, integraban la Comisión Directiva del Sindicato de Luz y Fuerza de Concepción del Uruguay y fueron detenidos por Gendarmería Nacional y conducidos a la Delegación de la Policía Federal de Concepción del Uruguay. En todos los casos en dicha delegación fueron privados de su libertad ilegalmente, torturados y vejados, delitos de lesa humanidad.

Los imputados son:

Albano Eduardo Harguindeguy y Ramón Genaro Díaz Bessone; acusados de asociación ilícita y coautores mediatos de los delitos de allanamiento, detención y privación ilegal de la libertad y torturas.
Juan Miguel Valentino: Coronel del Ejército Argentino, quien se desempeñaba como jefe del Escuadrón de Caballería Blindada 2 con asiento en Gualeguaychú entre diciembre de 1974 y noviembre de 1976, Jefe del Área de Defensa 223 dependiente de la Subzona 22 con asiento en Paraná. Actualmente con arresto domiciliario. Se lo imputa como coautor mediato penalmente responsable de los delitos de allanamiento ilegal de viviendas, privación ilegitima de la libertad y torturas; y como integrante de una asociación ilícita.

Francisco Crescenso: Comisario de la Delegación de la Policía Federal de Concepción Federal entre enero de 1976 y enero de 1977. Actualmente con arresto domiciliario. Coautor materialmente responsable de los delitos de allanamiento ilegal de vivienda, privación ilegitima de la libertad, torturas e integrante de una asociación ilícita.

Julio Cesar Rodríguez, alias “Moscardón Verde”: Sargento de la Delegación de la Policía Federal de Concepción del Uruguay entre enero de 1969 y enero de 1982, habiendo recibido un ascenso en septiembre de 1976. Actualmente con arresto domiciliario. Se lo imputa de autor material penalmente responsable de los delitos de allanamiento ilegal de vivienda, privación ilegítima de la libertad agravada y torturas. Integrante de una asociación ilícita.

Además estaba imputado Darío Massaferri: agente de la Policía Federal de Concepción del Uruguay. Se desempeñó hasta mediados de 2007 al frente de la Superintendencia de Planificación y Desarrollo. Actualmente se encuentra prófugo y tiene pedido de captura internacional. Acusado de secuestros, tormentos y torturas; y de pertenecer a una asociación ilícita.

Gualeguychú


Son victimas de los hechos que se investigan en Gualeguaychú: Oscar Alfredo Dezorzi detenido en la casa de sus padres el 10 de agosto de 1976 en Gualeguaychú, y Norma Beatriz González, detenida el 12 de agosto de 1976 de su trabajo en el Supermercado “El Picaflor” en la misma ciudad. Ambos continúan desaparecidos. Además, Víctor Carlos Ingold, detenido el 20 de octubre de 1975 y llevado a la Jefatura Departamental de Concordia. Esa misma noche fue llevado a Investigaciones de la Policía de Paraná por 48 hoars y de ahí a la Unidad Penal Nº 1 de Paraná hasta diciembre de 1975 que lo llevaron a Unidad Penal Nº 2 de Gualeguaychú. En mayo de 1978 le dieron la libertad vigilada. Héctor Rodríguez, detenido el 24 de marzo de 1976, en Gualeguaychú, llevado a la Unidad Penal Nº 2. Félix Donato Román, detenido el 24 de marzo de 1976 y llevado al Regimiento de Caballería de Tanques 6 Blandengues de Concordia hasta el 4 o 5 de abril y de allí a la Unidad Penal Nº 2 de Gualeguaychú. Enrique Roberto Zapata, detenido el 24 de marzo de 1976, llevado al Escuadrón de Exploración de Caballería Blindada de Gualeguaychú hasta el 31 de abril y de ahí a la Unidad Penal Nº 2 de Gualeguaychú hasta el 24 de septiembre de 1976. Emilio Raúl Martinez Garbino, fue detenido el 28 de octubre de 1976 y llevado a la Jefatura Departamental de Gualeguaychú una noche, de allí al Escuadrón de Exploración de Caballería Blindada de Gualeguaychú dos semanas aproximadamente (previo paso por lugar cercano a aeroclub). Luego fue trasladado a la Unidad Penal Nº 2. Le dieron libertad vigilada el 24 de diciembre de 1977. Jaime Gustavo Martinez Garbino, fue detenido el 28 de octubre de 1976 y llevado a la Jefatura Departamental de Gualeguaychú una noche, de allí al Escuadrón de Exploración de Caballería Blindada de Gualeguaychú dos semanas aproximadamente. De allí a la Unidad Penal Nº 2 (previo paso por lugar cercano a aeroclub, La Casita) le dieron la libertad vigilada el 26 mayo de 1978.
Esta causa cuenta con aproximadamente 80 testigos entre familiares y ex detenidos víctimas del Terrorismo de Estado

Los imputados son:


Harguindeguy, Díaz Bessone y Valentino: acusados de coautores mediatos de detención y privación ilegitima de la libertad y desaparición forzada de dos personas. Allanamiento ilegal y tormentos en concurso real.
Dasso: coautor mediato de detención y privación ilegitima de la libertad
Santiago Carlos Hector Kelly Del Moral: retirado del Ejército Argentino con el grado de Teniente Coronel. Con el grado de Subteniente fue Jefe de Sección de Exploración en el Escuadrón de Exploración de Caballería Blindada II con asiento en Gualeguaychú en el período comprendido entre el 27 de diciembre de 1974 y el 4 de diciembre de 1977. Estuvo Prófugo. Actualmente excarcelado. Coautor material de privación ilegitima de la libertad y tormentos en concurso real
Juan Carlos Mondragon (apodado “Juan del Gualeyan”). Retirado de la Policía de Entre Ríos con el grado de Comisario Inspector. Con el cargo de Comisario fue jefe de la División Seguridad y Operaciones de la Policía de Entre Ríos Jefatura Departamental de Gualeguaychú, entre el 29 de julio de 1976 y el 17 de enero de 1978. Actualmente con arresto domiciliario. Autor material de detención y privación ilegitima de la libertad. Allanamiento ilegal de domicilio en concurso real.
Marcelo Alfredo Perez: Retirado de la Policía de Entre Ríos con el grado de Comisario Mayor. Jefe de la Departamental Gualeguaychú de la Policía de Entre Ríos entre el 9 de junio y el 13 de diciembre de 1976. Actualmente con arresto domiciliario. Integrante de asociación ilícita; coautor mediato de allanamiento ilegal detención y privación ilegitima de la libertad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada