Marcha por Silvia Suppo ¡Esclarecimiento y Justicia!

miércoles, 15 de octubre de 2014

Detendión de 14 militares y policías, 19 indagatorias

El inicio de megacausa en Santa Fe

La causa se conoce con el nombre de una de las víctimas, Nilda Elías, referente del Movimiento Villero Peronista y fusilada delante de sus tres hijos y de su madre, en el barrio Santa Rosa de Lima, en abril de 1977.

 Por Juan Carlos Tizziani  -  Desde Santa Fe

El juez federal Reinaldo Rodríguez ordenó la captura de catorce militares y policías y diecinueve indagatorias, en una causa acumulada del terrorismo de estado que investiga la masacre de once militantes políticos y el secuestro y torturas de otros cuatro. Fuentes judiciales dijeron que siete represores ya fueron detenidos, mientras se espera el traslado de los demás desde Buenos Aires y Mendoza, en las próximas horas. Uno de ellos se presentó de manera espontánea y quedó preso: es el comisario Luis Alberto Bellini, ex jefe de la Unidad Regional I, condenado por la represión a los trabajadores bancarios que resistieron la privatización del Banco Provincial de Santa Fe, en marzo de 1996, frente a la Legislatura.

La causa se conoce con el nombre de una de las víctimas, Nilda Elías, referente del Movimiento Villero Peronista y fusilada delante de sus tres hijos y de su madre, Otilia Acuña, en el barrio Santa Rosa de Lima, en abril de 1977. Acuña es madre de Plaza de Mayo. Otro de los crímenes impunes que se investiga es el de "Pica", Héctor Marcelo Acoroni, un militante de la Juventud Peronista, ejecutado en enero de 1977, que estuvo 35 años como NN en el cementerio de Santa Fe y recién fue identificado en setiembre de 2012.

El fiscal Walter Rodríguez había solicitado las diecinueve indagatorias y detenciones hace un año, en octubre de 2013. El juez Rodríguez se tomó su tiempo. Incluso, intentó desligarse de la causa porque uno de los imputados, el comisario Roberto Martínez Dorr ("Morrongo") lo denunció ante el Consejo de la Magistratura. Pero en abril, un pleno de la Cámara Federal de Rosario rechazó la inhibitoria de Rodríguez y le ordenó que continuara la investigación. Desde abril de 2012, Martínez Dorr cumple una condena a 10 años y medio de prisión por el secuestro y tortura de un militante de la UES, Froilán Aguirrre, en 1976,

El viernes, el juez Rodríguez libró las catorce órdenes de capturas y dispuso las diecinueve indagatorias, que siguieron ayer. Hasta ahora, habían sido detenidos siete policías, mientras se esperaba el resultado de diligencias judiciales para la captura de tres militares de alto rango.

Los policías presos son Bellini, los comisarios Jorge Alberto Patricio Villalba y Juan Carlos Báez, el oficial Raúl Giménez, el suboficial Abel Antonio Romero, el sargento ayudante Carlos Héctor Albornoz y un ex agente cesanteado Rubén Angel Vázquez. Las indagatorias se realizaron inmediatamente después de las detenciones. Otro de los imputados es el comisario Rubén Orlando Paz, que operaba como oficial del Comando Radioeléctrico, pero zafó por su estado de salud.

En paralelo, el juez dispuso la indagatoria de otros cinco imputados. Ayer, indagó al ex subjefe del Destacamento de Inteligencia Militar 122, Jorge Roberto Diab. Hoy, a las 8.30, seguirá con el ex jefe de la comisaría 4ª, Ricardo Ferreyra. Mañana, a la misma hora, con el comisario Juan Calixto Perizzotti y el viernes, con Martínez Dorr. El lunes, tenía previsto indagar al ex jefe del Area 212, coronel José María González, pero suspendió la audiencia porque éste sigue internado en el hospital Militar, en Buenos Aires.

El 1º de octubre, el Tribunal Oral de Santa Fe condenó a Diab a 16 años de prisión por el secuestro y torturas al ex presidente de la Cámara de Diputados, Rubén Dunda y el ex intendente de Santa Fe, Noé Adán Campagnolo, en un juicio en el que el coronel González fue apartado dos horas antes del veredicto. Perizzotti ya cumple dos condenas acumuladas a 23 años de prisión. Y Martínez Dorr, una a diez años y medio.

Giménez y Martínez Dorr están imputados por su participación en los operativos que terminaron con la ejecución de "Pica" Acoroni, el 4 de enero de 1977, a pocas cuadras de la Universidad del Litoral y el asesinato de otros militantes peronistas, Nora Meurzet y Antonio Mendicute, el 24 de marzo de 1977, en Guadalupe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada