Marcha por Silvia Suppo ¡Esclarecimiento y Justicia!

martes, 14 de octubre de 2014

Denuncia que se instaló gente en el predio donde funcionó el ccd y e La Calamita


La memoria y las pruebas pisoteadas

El grupo Documenta Baigorria detectó construcción, alquiler de piezas y camiones para recargar garrafas en la propiedad de Pablo Benzadón que fue un centro clandestino de detención.

 Por Sonia Tessa

Documenta Baigorria, la organización de vecinos de Granadero Baigorria empeñados en conservar la memoria del centro clandestino de detención La Calamita, denunciaron que en el lugar, sobre el que rige una medida de no innovar dictada hace años por el juez federal Marcelo Bailaque, se realizaron construcciones precarias, hay personas instaladas, que hay camiones para recargar gas licuado en garrafas y que se realizan movimientos de tierras que ponen en peligro la obtención de pruebas sobre la represión ilegal. En ese predio funcionó un centro de exterminio por el que pasaron más de un centenar de detenidos políticos, y que dependía del Batallón de Inteligencia 121. La diputada Alicia Gutiérrez presentó reiterados proyectos para expropiarlo. El 13 de noviembre de 2003, esa iniciativa se convirtió en la ley 12192, pero el entonces gobernador Jorge Obeid dejó pasar el tiempo estipulado para la expropiación. Desde entonces, Gutiérrez insistió. Ahora, la iniciativa se encuentra en la Comisión de Asuntos Constitucionales pero no tiene fecha de tratamiento. A fin de año pierde estado parlamentario. "La Municipalidad tiene la obligación de hacer cumplir la medida de no innovar, y los legisladores tienen la responsabilidad de sancionar la ley", consideró Alicia Wegher, de Documenta Baigorria.

La Calamita es propiedad de Pablo Benzadón, y allí funcionó uno de los cinco ccd del circuito represivo del Batallón de Inteligencia 121. En el predio de Eva Perón 1530, a unas 15 cuadras del hospital Eva Perón, hubo una excavación en 2006, a partir de declaraciones de Eduardo "Tucu" Costanzo, quien había señalado enterramientos clandestinos. El predio tiene 24 hectáreas y las tareas del Equipo Argentino de Antropología Forense se circunscribieron a una zona pequeña, delimitada por el propio Costanzo.

Desde Documenta Baigorria sostienen que los movimientos actuales ponen en peligro las pruebas. "La única forma de preservar el lugar es la expropiación. Básicamente, porque creemos que puede haber importantes pruebas, dadas las declaraciones de Costanzo. Allí puede haber evidencias de lo que pasó, no sabemos si hay restos óseos. De hecho, en todos estos años se destruyó gran parte de lo que había. Primero voltearon el galpón que es donde hubo detenidos", explicó Wegher la urgencia por obtener la ley. Por eso, pidieron a "las autoridades provinciales y municipales" que actúen en consecuencia.

La diputada del Partido SI en el Frente Progresista, Alicia Gutiérrez, consideró "importante" que la ley se apruebe. "Esperamos que diputados y senadores le den tratamiento y la aprueben antes de fin de año", expresó.

Los integrantes de Documenta Baigorria probaron sus denuncias con las fotos que ilustra esta nota. "Un compañero pasó y encontró colgado un cartel que dice 'propiedad privada, chatarrería' arriba de la escultura que pusimos nosotros, a modo de señalización, en la puerta de entrada", contó Wegher. Aunque no pudieron entrar, sí registraron que están construyendo habitaciones, y por vecinos de la zona supieron que se alquilan a mil pesos. También pudieron observar entrada y salida de vehículos. En la parte de atrás, vieron unos camiones con tanques, que se usan para recargar garrafas. "Nos reunimos con fiscales federales, fuimos al Museo de la Memoria, nos encontramos con la gente de Sitios de Memoria de la Nación, pero en la Municipalidad no nos dieron ninguna entrevista", relató Wheger. La Dirección Nacional de Sitios de la Memoria envió una nota a la Municipalidad para informarles cómo se deben cuidar estos sitios. Wegher señaló su estupor por la inacción provincial y municipal. "Como mínimo debieran hacer inspecciones sobre el funcionamiento de un comercio o de una casa de alquiler, aún sin mezclarlo con la expropiación", insistió la militante.

Documenta Baigorria lleva años en tareas de investigación sobre el funcionamiento de la represión ilegal en la zona, como así también, en tareas de difusión en escuelas primarias y secundarias. Uno de los frutos de esa tarea fue palpable el 8 de agosto en la Cámara de Diputados de la provincia. Ese día, 70 alumnos de las escuelas medias 422 y 550 de Granadero Baigorria participaron del programa "Diputados por un día", en una sesión presidida por Erika Gonnet. El proyecto que aprobaron fue, justamente, expropiar La Calamita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada