Marcha por Silvia Suppo ¡Esclarecimiento y Justicia!

martes, 17 de febrero de 2015

Para la hija de Silvia Suppo, la reconstrucción del crimen "destaparía muchas cosas"

Según la querellante es sorprendente que no haya aún ningún policía imputado
 
La hija de Sivia Suppo, militante social y ex presa política de la dictadura que fue asesinada en la ciudad de Rafaela el 29 de marzo de 2010, Marina Destéfani, sostuvo hoy que "una reconstrucción del hecho es la piedra en el zapato, porque allí se destaparían muchas cosas", refiriéndose al juicio que investiga el crimen, cuya marcha criticó. "Se podría apreciar cómo se van luego de matarla, cuántas son las puñaladas y, sobre todo, cuándo quedó en claro que uno de los dos cuchillos encontrados no fue utilizado (para asesinarla); o el famoso remisero que los llevó a la salida y al que nunca se lo encontró", declaró Destéfani a Télam.

La hija de Silvia Suppo formuló estas declaraciones luego de la audiencia de esta mañana ante el Tribunal Oral Federal de Santa Fe integrado por los jueces María Ivón Vella, José María Escobar Cello y Luciano Lauría.

"Inspecciones oculares ya se hicieron un montón, pero puede ser importante la presencia de los jueces (en la reconstrucción) ya que pueden tomar dimensiones de muchas cosas" dijo Destéfani, y añadió que, "a pesar de la negativa de los imputados, se puede hacer con actores"

La hija de Suppo deploró "toda la prueba que se nos fue negada en este juicio" y afirmó que "se viene actuando de manera tal que no aclara cosas. Nunca se abrió una causa por encubrimiento o que se investigue en Asuntos Internos de la Policía".

"Nos sorprende que no haya ningún policía imputado" dijo, y apuntó que hay "un grado total de impunidad. Nadie se acuerda de nada, el día del crimen todos trabajaron de choferes, según declararon".

Silvia Suppo fue apuñalada en su comercio del centro de Rafaela el 29 de marzo de 2010, poco después de declarar en el juicio que condenó al ex juez federal Víctor Brusa a 21 años de prisión por los delitos de privación ilegítima de la libertad, vejaciones, apremios ilegales, coacción y tormentos ocurridos tras su secuestro.

Su caso, en otro escenario, presenta cierta semejanza con el del desaparecido Julio Jorge López, desaparecido luego de atestiguar en juicio contra el genocida bonaerense Miguel Etchecolatz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada