Marcha por Silvia Suppo ¡Esclarecimiento y Justicia!

domingo, 20 de mayo de 2012

Todo lo que tienen es su propio nombre

La placa que recuerda a los desaparecidos de Derecho está pero es genérica. Quieren que ahora figuren los nombres de los once.

 Por Sonia Tessa

Cuando Ana Clara Palombo fue a inscribirse a la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Rosario, notó que la placa en recuerdo de los once desaparecidos que estudiaron allí era genérica, no tenía los nombres de cada uno. Además, estaba descuidada. Como presidenta del Centro de Estudiantes del Superior de Comercio, había impulsado que cada una de las aulas de la escuela llevara el nombre de un desaparecido que estudió en esa escuela. Eran 20, y 27 salones. En los restantes, se reconoció a otras personalidades de la ciudad como Rubén Naranjo y Olga Cossettini. La militancia universitaria, aún, se le presenta esquiva. Son otros códigos, que todavía la intimidan. Pero está decidida a impulsar la placa, y para eso presentará en los próximos días una nota al Consejo Directivo de la Facultad. En esa nota, argumenta la necesidad de recordar a cada uno de los militantes desaparecidos.

"Hace aproximadamente un año presenté en Asamblea Ordinaria del Centro de Estudiantes un proyecto titulado "Memoria On", que consiste en la instalación de una placa con apellido, nombre e identidad política de abogados egresados y de estudiantes que se encontraban cursando en esta Facultad al momento en que fueron asesinados o desaparecidos durante la última dictadura militar acontecida en nuestro país, víctimas de las más graves violaciones a los derechos humanos", dice el texto para el que María Clara está juntando firmas de personalidades de la ciudad. "El plan fue apoyado por la totalidad de los estudiantes presentes en dicha Asamblea, contándose con el aval de representantes de todas las agrupaciones. Por lo tanto, el proyecto tendría su origen en el claustro estudiantil", continúa.

Ana Clara tiene recién estrenados 20 años, y se pregunta si su impulso a este proyecto nace de la ingenuidad. Encuentra otras respuestas. "En la escuela se hablaba más de estos temas y creo que un país sin memoria no tiene mucho futuro", afirma. Su propia historia personal ﷓a la que ella no alude﷓tiene que ver con esta historia: su padre, Jorge, fue militante de la UES, estuvo desaparecido y luego fue preso político. Al salir, se exilió en Venezuela donde conoció a Amparo, la mamá de Ana Clara. Esa historia que la joven quiere reivindicar es parte de la suya, pero ella sabe que es, fundamentalmente, una historia colectiva.

Ana Clara es tímida, pero está decidida a llevar adelante su proyecto para que cada desaparecido sea nombrado en su Facultad. "La finalidad de 'Memoria On' no es solo crear un espacio para la reflexión de nuestra historia como país, sino que además busca concientizar a los alumnos acerca de lo que es la construcción de un futuro basado en la defensa de los derechos fundamentales de los seres humanos. Considero oportuno señalar que como estudiantes de Derecho resulta un deber necesario construir nuestro conocimiento en base a un ideal de justicia y respeto a la memoria colectiva", indica el texto que la joven pondrá a consideración de los consejeros directivos de su Facultad.

Los estudiantes que formarán, en principio, parte de la placa que Ana Clara proyecta son José Antonio Oyarzábal (JUP, Montoneros), Eduardo Felipe Laus (JUMP, Montoneros), los dos asesinados en la masacre de Los Surgentes, así como Sergio Angel Rúa, también de la JUP, Edith Virginia Bazzara, y Adriana Tasada de Megna, todos militantes con la misma identidad política. En cuanto a los abogados que Ana Clara propone homenajear son Juan Máximo Ferrarons, de Montoneros, Felipe Manuel Rodríguez Araya, de la Unión Cívica Radical; César Raúl Tabares, del Movimiento Revolucionario Peronista (la cárcel de Coronda, de la que fue director, lleva su nombre), y Eduardo Garat, de la JUP.

Ana Clara considera "correcto" agregar "nombres, apellidos e identidades políticas de personas que resultaron víctimas de los mismos delitos de lesa humanidad pero en un período anterior a la fecha en el cual aconteció el último golpe de estado. He considerado correcto agregarlas ya que pertenecen al mismo proceso histórico".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada