Marcha por Silvia Suppo ¡Esclarecimiento y Justicia!

martes, 10 de junio de 2014

Frilocchi, ex agente secreto del Ejército, devenido a empleado de la UNL

Más pruebas para expulsarlo

Los documentos que se entregaron al rector "brindan suficientes fundamentos jurídicos, legales y reglamentarios para que la Universidad separe de su seno al represor", en alusión al director de Diplomas y Legalizaciones.

 Por Juan Carlos Tizziani   -  Desde Santa Fe

El Foro contra la Impunidad y por la Justicia amplió la denuncia y aportó más pruebas para que la Universidad Nacional del Litoral expulse al director de Diplomas y Legalizaciones, César Luis Frilocchi, un ex agente secreto del Ejército que operó como Personal Civil de Inteligencia (PCI) durante la dictadura militar. La documentación fue entregada al rector de la UNL, Albord Cantard, quien -según el Foro? tiene "atribuciones estatutarias, reglamentarias y laborales para exonerarlo sin más dilaciones". Es el tercer reclamo de los organismos de derechos humanos a la Universidad para que expulse a Frilocchi. El primero, fue en marzo de 2010, cuando el abogado querellante y hoy secretario de Derechos Humanos de la provincia, Horacio Coutaz, pidió al vicerrector Miguel Irigoyen que explique la "labor" que cumplía el espía en la casa de estudios. El 20 de marzo de este año, el Foro formalizó el planteo tras una marcha al rectorado y ahora, amplió la presentación y aportó más pruebas, entre ellas un informe oficial sobre "La estructura represiva de Santa Fe" (1974?83) y otro, sobre cómo operaba y quiénes integraron el Destacamento de Inteligencia Militar 122 de Santa Fe.

Según el legajo que está en la justicia, Frilocchi operó como PCI en el Destacamento de Inteligencia Militar 122 en dos etapas: desde abril de 1978 hasta 1979 con el nombre falso de Carlos Leandro Fitipaldi y luego, a partir de 1980, como Carlos Lucas Fernández. Las iniciales son las mismas.

La presentación del Foro al rector Cantard fue acompañada por 372 firmas de santafesinos, entre ellos muchos de la comunidad universitaria que apoyaron el planteo. "Los documentos no dejan lugar a dudas sobre el rol que cumplió un PCI de Ejército infiltrado en la UNL en los peores años de la dictadura y brindan suficientes fundamentos jurídicos, legales y reglamentarios para que la Universidad separe de su seno, sin dilación alguna, al referido represor", dice el petitorio al tuvo acceso Rosario/12.

"Muchas veces nos preguntamos dónde están y qué hacen hoy, los que llevaron adelante el terrorismo de estado en la última dictadura", recordó el Foro. "Por mucho tiempo se dijo que eran 'mano de obra desocupada' pero ahora sabemos que no es ni fue así. Los represores santafesinos llegaron a ser jueces, presidentes comunales, altos funcionarios de gobierno en seguridad, candidatos electorales, sindicalistas y a veces se quedaron en los puestos de trabajo que la dictadura les asignó, como es el caso de César Luis Frilochi".

"Formalmente, el alta de Frilocchi en el cargo de PCI es de abril de 1978. Sin embargo, a pocos días del golpe cívico militar, el 1? de abril de 1976 el interventor militar en la UNL, coronel José H. Núñez, designó a Frilochi en un cargo no docente. No fue casual su asignación a la Sección Alumnado de la Facultad de Ingeniería Química (FIQ), ya que desde esa oficina tenía acceso a los legajos con toda la información de los estudiantes".

"Además, Frilocchi fue estudiante crónico en la FIQ y se infiltró" en la Juventud Universitaria Peronista (JUP) para "colectar información de manera directa. Estudió ingeniería química entre 1971 y 1982, sin haber completado el ciclo básico de la carrera. De este modo, como no docente y como estudiante se ubicó en una posición inmejorable para desarrollar su abominable 'trabajo' de entregador". La FIQ es la unidad académica con mayor cantidad de militantes asesinados y desaparecidos de la UNL y de Santa Fe.

"Hoy Frilochi, lejos de ser mano de obra desocupada es jefe de la sección Diplomas en el rectorado de la UNL", dijo el Foro. Y exigió que "tan peligroso personaje" sea expulsado de la Universidad.

El rector Cantard se comprometió a estudiar el caso con el apoyo de (la Dirección de) Asuntos Jurídicos, reunir todas las pruebas para iniciar la investigación y luego comenzar los trámites administrativos que correspondan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada